Baños con cocina imperiales y el pabellón Ermitage con jardines de Peterhof

baño monplaisir

El jardín con el palacio Momplaisir, baños y cocina imperiales

La excursión al Pabellón palaciego de los baños imperiales, el Pabellón Ermitage y dos jardines con fuentes.

Duración: 6 horas (traslado  en coche) o 5 horas (traslado en el barco “hidroala de la clase Meteor”)*

Es la más linda e importante residencia imperial veraniega  en los alrededores de San Petersburgo. Lleva el nombre Peterhof o Petrodvorets en ruso. Desde la época de Pedro I en dos jardines imperiales funcionan las fuentes y cascadas grandes decoradas con decenas de esculturas doradas. Gracias al secreto de los arquitectos de Pedro el Grande unos chorros se alzan a la atura de 20 metros sin ayuda de bombas.

En la residencia Peterhof marchan 150 fuentes en el jardín Inferior y el  Superior.

Canal marítimo Peterhof

Canal marítimo Peterhof

Durante la excursión visitaremos dos jardines imperiales con fuentes y dos museos, situados en la costa del Golfo de Finlandia.

En el centro del jardín Inferior de la residencia veraniega encontramos el Pabellón palaciego de los baños y cocina imperiales.

Donde puede conocer la vida cotidiana de los imperadores e emperatrices rusos,  los detelles y particularidades de baños de agua del siglo XVIII. En el pabellón palaciego se encuentra baño tradicional ruso,  bañera de mármol de la emperatriz Catalina, ducha- piscina para los emperadores y sus cortesanos íntimos. Esta ducha es única en su especie por su forma de esfera que gira y  las fuentes – bromas alrededor de la piscina que se prenden sin aviso.

En este pabellón de palacio se conservó la cocina antigua de los emperadores y allá puede conocer las recetas antiguas de la cocina imperial.

Después de conocer cómo los emperatrices y las damas de corte se bañaban y qué novedades y curiosidades inventaron para resolver problemas de ausencia de servicios y retretes cómodos en el siglo XVIII, seguimos paseando por el jardín Inferior de la residencia Petergof para visitar el pabellón palaciego Ermitage.

Ermitage en Peterhof

El pabellón palaciego Ermitage

Rodeado de los canales con puente levadizo debía servir para las reuniones familiares más íntimas. A Pedro el Grande le encantaba Holanda, el modo de vivir y trabajar de los holandeses por eso en la sala enorme del Nuevo Ermitage en San Petersburgo encontramos una colección muy rica de los cuadros de “los pequeños holandeses”, otra parte de la cual adorna las paredes del pabellón palaciego Ermitage en Peterhof, el favorito del fundador de nuestra ciudad. Los arquitectos rusos gracias a los estudios en Europa Occidental pudieron crear los ingeniosos aparatos mecánicos. Por ejemplo, en el pabellón palaciego se ubica la mesa con catorce cubiertos tan sólo, subía y bajaba, ya preparada, desde las cocinas que estaba en la planta baja. El gran comedor con la mesa del ingenio móvil está decorado con los cuadros de los siglos XVIII de Francia, Holanda e Italia. En este palacio se puede ver la cocina,  mesa mecánica única en su especie en acción y escuchar las historias que sucedieron en él con las personas reales.

* La duración de la excursión depende del transporte que escogerá.

Si elige el coche, su guía y el chofer le recogerémos del hotel y le llevarémos al hotel después de la excursión.

Si elige viajar en el barco hidroala de la clase Meteor (overcraft), se encuentra con su guía cerca del embarcadero (suele estar en el malecón enfrente de la entrada de Ermitage) y después de la excursión se regresa al mismo lugar acompañado por su guía. Los tickets del barco hidroala de ida y vuelta están incluidos.